Reseña: Food Wars: Shokugeki No Soma, Vol. 4. Tsukuda, Saeki & Morisaki, 2013.


Soma desafía al chef Shinomiya a un Shokugeki para poder evitar la expulsión de Tadokoro, ¿Será capaz de vencer a un graduado de Totsuki y así llegar al reto del tercer día?.

ATENCIÓN: Esta entrada contiene partes de la trama (spoilers).

food wars 4En un duelo que se ve a todas luces disparejas, Soma y Megumi deberán trabajar codo a codo para lograr su permanencia en Totsuki, para dificultar aun más cosas Megumi deberá ser la que elija el platillo, mientras que Soma se dedicará únicamente a apoyarla.

Esto supone un suplicio para una Megumi tímida e insegura en exceso, así que Soma intenta hacer que se de cuenta de su enorme potencial. Es, hasta este tomo, el momento en el que más se explota la condición humana de los personajes, pues no se trata de la preparación de un platillo, sino de como son los cocineros como seres humanos frente a este reto. Y aunque la resolución del shokugeki no es inesperada (pierden por completo los estudiantes, pero por su valor deciden declararlo un empate), nos muestra la fortaleza de Tadokoro: trasladar esa sensibilidad que tiene a la cocina.

Ya de vuelta al campamento empieza el siguiente reto: preparar un menú de desayuno cuyo ingrediente principal sea el huevo, el platillo tiene que ser servido 200 veces por lo que los alumnos no duermen con tal de poder crear un menú a la altura.

Es en este momento en el que conocemos a una enigmática estudiante, que es capaz de ver con altanería a Erina y que tiene un particular interés en Soma.

Ya en la prueba, vemos como Aldini, Erina e incluso Megumi superan la prueba con creces, pero Soma está petrificado frente a su estación, ¿Qué pasará por su mente en este momento?

En esta ocasión tenemos un argumento que se rebate mas en las cuestiones personales de los cocineros, por lo que el dibujo se enfoca a mostrar los sentimientos de compañerismo y la nostalgia que evoca la comida. Como siempre tenemos trazos preciosos en los platillos y en esta ocasión, como sucedió en el tomo anterior, no tenemos ningún desnudo, son sustituidos por imágenes chuscas e irreverentes, que si bien se agradecen, no parecen tener la misma línea que se llevaba.

En cuanto a edición, tenemos el mejor tomo hasta ahora, con tapas gruesas y unas páginas gruesas que han perdido casi por completo la sensación porosa que se sentía anteriormente.

Calificación: 8.3/10

Datos adicionales:
Editorial: Shueisa 
No. de volúmenes, 31+.

Para leer reseñas anteriores, da click en la imagen correspondiente.

food wars 1 food wars 2 food wars 3

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.