Reseña: Food Wars: Shokugeki No Soma, Vol. 15. Tsukuda, Saeki & Morisaki, 2015.


Después de la Stagiare, todos los estudiantes de primer año se han vuelto más maduros. En el Momijigari conocen a los 10 mejores de la academia mientras se preparan para el festival escolar de Totsuki.

ATENCIÓN: Esta entrada contiene partes de la trama (spoilers).

foodwars15Durante el Momijigari los estudiantes de primer grado no sólo conocen a los 10 asientos de Totsuki, también se dan cuenta del mimo con el que la academia los trata, por lo que existe un mundo de diferencia con respecto al resto de alumnos.

Pero Soma está decidido a retar a alguno de estos estudiantes y aprovecha el festival escolar para demostrar que puede tener un shokugeki. Para ello decide montar un puesto de comida china, la especialidad de Terunori Kuga.

Los problemas pronto aparecen, pues Soma debe idear un menú que pueda competir con el altísimo nivel de su rival, además de que necesita ayuda para poder preparar la cantidad de platillos necesaria, pues si algún puesto queda en números rojos, los estudiantes responsables deberán aceptar la expulsión. Es en este momento en el que Megumi demuestra el fuerte vínculo que hay entre los dos pues se ofrece a ayudar a Soma.

Ya en el festival el puesto de Kuga y el de Soma quedan frente a frente y la diferencia en el capital es evidente pues el puesto de los de primer año es apenas una carreta mientras que el 8° asiento construye un imponente restaurante que rápidamente se lleva la atención de todos los comensales por lo que el puesto de Soma queda como el peor del evento.

Ahora Megumi y Soma deberán encontrar una solución para este predicamento.

En esta ocasión la historia nos presenta un evento muy especial, pues es la primera vez que vemos en acción a los estudiantes de todos los grados competir, por lo que apreciamos la diferencia en calidad y presupuesto que existe. Asi mismo podemos observar la evolución en los personajes principales y secundarios, ya no son simples estudiantes, ahora hay muchas miradas sobre ellos y existe un crecimiento evidente.

El dibujo en esta ocasión se centra bastante en las caras de los estudiantes, así como en el frenetismo de las preparaciones para el festival y el bullicio que se genera cuando abre sus puertas por lo que tenemos un tomo muy rápido y ligero, pues la comida casi no tiene páginas.

En cuanto a la edición, tenemos un tankobon con la misma calidad del anterior.

Calificación: 9.2/10

Datos adicionales:
Editorial: Shueisa 
No. de volúmenes, 31+.
frankychopserena

Para leer reseñas anteriores, da click en la imagen correspondiente.

food wars 1 food wars 2 food wars 3  food wars 4 food wars 5 food wars 6 food wars 7 food wars 8 food wars 9 food wars 10 food wars 11 food wars 12 food wars 13 food wars 14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.